jueves, 10 de enero de 2008

OTITIS MEDIA


La Otitis Media Aguda consiste en una infección del oído medio ( zona que queda detrás de la membrana timpánica), siendo una de las más frecuentes en niños de edad comprendida entre los seis meses y dos años, así como en las estaciones de otoño e invierno.

Generalmente son infecciones de origen bacteriano y ocurren durante o después de un catarro común , ya que el oído medio y la parte posterior de la nariz están comunicados a través de la trompa de Eustaquio. Una vez afectado el oído medio se puede acumular pus o líquido, aumentando la presión sobre la membrana del tímpano produciendo dolor.


¿ Qué síntomas puede tener el niño?

  • El dolor es el principal síntoma. En niños menores de dos años se manifiesta como irritabilidad sin causa aparente y llanto nocturno ( tras varias horas de sueño) . Como hemos explicado anteriormente, el dolor se produce por cambios en la presión sobre la membrana timpánica ( por ejemplo cuando el niño traga, mastica...)
  • Fiebre: no siempre aparece y es más frecuente en niños más pequeños.
  • A veces, dolor al estirar la oreja.
  • Pérdida de apetito, vómitos, tos, mocos, diarrea ( no son específicos y es dificil diferenciarlos de los que ocurren en el mismo catarro o resfriado).
  • Puede oir menos por el oído enfermo y esta situación durará varias semanas.
  • Secreción por uno o los oídos. Cuando la pus o el liquido acumulado en el oído medio ejerce mucha presión sobre la membrana timpánica, ésta puede romperse y por esta razón sale pus y/o sangre por el oído externo. Esta perforación de la membrana timpánica, generalmente, cicatriza sola. El dolor desaparece , aliviando al niño, ya que no hay presión sobre el tímpano.

¿ Cómo se puede prevenir?

  • Los niños que son alimentados con lactancia materna tienen menos riesgo de padecer otitis por los factores protectores transmitidos en la leche y por la postura mantenida durante la lactancia ( no debe de estar totalmente acostado ya que el liquido que toma puede pasar a través de la trompa de Eustaquio al oído medio).
  • Evitar el contacto con personas que estén fumando.
  • Es más frecuente en niños que acuden a guarderias o que tienen hermanos que van a éstas, por el contacto con otros niños con infecciones como resfriados/ catarros que son contagiosos.
  • El uso de chupete ( sobretodo más de 10 meses) aumenta el riesgo de otitis.
  • Tener buena higiene nasal: sonarse con frecuencia y suavidad la nariz si tiene mocos así como lavados con suero fisiológico.

Es importante tener en cuenta que al margen la prevención que podamos realizar aproximadamente un tercio de los niños presentan 3 ó más episodios de otitis media aguda y el 5-10% de los niños que sufren una otitis padecen una nueva en el plazo de un mes

¿ Cómo se diagnostica?

El médico usará un instrumento ( otoscopio) que lo introduce en el oído por el conducto auditivo externo, para poder observar la membrana timpánica ( que separa el oído externo del oído medio). La inflamación de esta membrana o la falta de movimiento ( porque está ocupado por líquido o pus haciendo presión) puede indicar infección en el oído medio.

¿ Cúal es el tratamiento?

Ante la aparición de los síntomas descritos y tras la valoración del Médico que diagnostique una otitis media aguda está justificado la observación de la evolución del niño entre 24-72 h según se considere.
NO siempre está indicado tratamiento antibiótico en una infección del oído medio, sobre todo en niños mayores de dos años, por esta razón debe ser valorado por su Pediatra y no iniciar tratamiento sin haber sido prescrito.
Se debe evitar la automedicación porque las bacterias pueden hacerse resistentes a los antibióticos administrados y no hacer su efecto en situaciones posteriores en que requieran ser utilizados.
Para el dolor y la fiebre pueden usarse ibuprofeno y paracetamol.

No administrar gotas en el oído si no las prescibe su médico. Cuando supura el oído porque se ha producido una perforación timpánica, es importante evitar que entre agua en el oído.

Cuando los niños presentan otitis medias recurrentes o crónicas ( que se prolongan en el tiempo), en ocasiones, se coloca un tubo en la membrana del timpano, que se desprenderá solo a lo largo de unos meses cicatrizando el agujero espontáneamente.

Durante meses el niño puede oir menos por uno o los dos oídos recuperándose sin requerir intervención. Se valorará la evolución con su médico observando el lenguaje, la comprensión auditiva y progreso escolar del niño.



Este artículo está basado en el artículo original de la revista médica American Physician de Diciembre de 2007 titulado: "Diagnóstico y tratamiento de la otitis media"

4 comentarios:

Emilienko dijo...

"NO siempre está indicado tratamiento antibiótico en una infección del oído medio, sobre todo en niños mayores de dos años, por esta razón debe ser valorado por su Pediatra y no iniciar tratamiento sin haber sido prescrito."

Me gustaría preguntar: ¿en qué casos no está indicado el tto antibiótico?

Dr. Bonis dijo...

Elena,

Muy buen resumen sobre otitis medias para pacientes.

Cuando dices: "y tras la valoración del Pediatra"... das a entender que un médico de familia no es capaz de valorar, diagnosticar y tratar una otitis media aguda en un niño.

Yo creo que sí estamos capacitados para hacerlo (de hecho tratamos el tema aquí, que es un blog de resis de familia!!!!).

Dr. Bonis dijo...

Emilienko:

En el artículo original está la respuesta, que te traduzco aquí:

"El 70-90% de las otitis medias agudas en niños se resuelven espontáneamente en el plazo de 1 o 2 semanas. Por lo tanto en casos seleccionados se puede mantener una actitud espectante y no dar antibióticos. Con eso conseguimos disminuir los efectos secundarios de los antibióticos y prevenir la aparición de bacterias resistentes".

Los antibióticos se recomiendan en todos los niños de menos de 6 meses, en los niños entre 6 meses y 2 años en los que el diagnóstico está claro y en los niños mayores de 3 años cuando hay signos de una infección severa (es decír dolor de oido moderado-severo o fiebre > 39ºC).
Se puede demorar el tratamiento antibiótico (esperar 48-72 horas para ver la evolución sin iniciar antibióticos) en niños sanos entre 6 meses y 2 años en los que el diagnóstico no está claro y en niños mayores de 2 años con síntomas leves o donde el diagnóstico no es claro.

Si decidimos no iniciar tratamiento antibiótico desde el principio es obligatorio que el niño sea vigilado por un adulto responsable que pueda detectar si el niño empeora.

Si en 48-72 horas no hay mejoría entonces si no habíamos puesto antibiótico hay que ponerlo y si lo habíamos puesto y el niño no mejora en ese tiempo hay que cambiarlo por otro.

Espero que te haya aclarado el asunto.

Elena Serrano dijo...

Emilienko,

con la información aportada por Julio creo que responde a tu pregunta. Por lo que he leído sobre el tema es algo controvertido y aunque se recomienda valorar al niño y no iniciar tratamiento antibiótico si no está justificado... en la práctica clínica, con frecuencia, se trata inicialmente.

En breve el resumen dedicado a médicos en el que estarán algunos aspectos más detallados.

Julio,

gracias por la corrección... Dudé si incluir al Médico de Familia ya que en España no es un grupo de la población visitado por éste, salvo excepciones.

Hasta pronto.