miércoles, 20 de febrero de 2008

¿ Qué ocurre cuando hay déficit de vitamina D?


En un artículo publicado en el mes de enero se habla de un estudio acerca de la asociación del déficit de vitamina D y fracturas de cadera en pacientes mayores de 65 años. Recordar que la fractura de cadera se asocia con un 30% de la mortalidad durante el primer año tras el episodio, así como un aumento de la incapacidad funcional.

La vitamina D es esencial para absorber el calcio y mantener la integridad de la estructura ósea. Ésta no es facilitada como tal en la dieta, sino que los alimentos contienen sustancias que con la exposición solar se transforman y tras su paso por el hígado primero, y por el riñón posteriormente, forman la vitamina D. La forma ya activada es quien va a actuar fundamentalmente sobre los órganos diana (los más importantes en intestino, hueso, riñón, paratiroides y sistema inmunitario).

En nuestro organismo, los niveles de vitamina D se pueden ver influidos por:

1.- Factores que afectan a la formación en la piel cutánea de la vitamina
D por acción de la radiación solar:

- Edad: con la edad disminuye la formación.
- Contenido de melanina de la piel: a mayor contenido (raza negra), menor absorción de radiación solar y menor formación de vitamina D.

2.- Factores que afectan a la exposición solar (estación, latitud, altitud, tipo de vestimenta e incluso el uso de cremas solares).

3.- Alimentación: pescado, lácteos, cereales.

4.- Factores que pueden modificar el metabolismo de la vitamina D (alteraciones hepáticas o renales) o uso de fármacos que aumenten su eliminación (corticoides o antiepilépticos).

El déficit de vitamina D puede producir enfermedades como:

- el raquitismo (niños) / osteomalacia (adultos): El hueso está más blando y tiende a deformarse.
- osteoporosis (adultos): existe pérdida de masa ósea y frecuente en mujeres postmenopaúsicas y ancianos.

Como recomendaciones para evitar la hipovitaminosis D y por consiguiente la fractura podemos señalar:

- Mantener un peso saludable, llevar una dieta equilibrada así como hacer ejercicio regularmente. El ejercicio como, por ejemplo, caminar, es bueno para generar músculo, mantener la salud de los huesos y de las articulaciones.
- Exponer la piel a 10 minutos de luz solar al día para asegurarse de que tiene suficiente formación de vitamina D en el cuerpo.
- Consumir alimentos ricos en calcio (productos lácteos, pescado).
- Evitar fumar y consumo de alcohol.
- Si tiene osteoporosis u osteomalacia, su médico valorará la admnistración de tratamientos disponibles.
- No iniciar suplementos vitamínicos sin consultar con su médico.

No hay comentarios: