jueves, 8 de enero de 2009

Avisos domiciliarios: un tema pendiente


Recientemente en la revista SEMERGEN se ha publicado un artículo titulado "Avisos médicos domiciliarios en un centro de salud urbano. Estudio de la demanda y estrategias para su optimización".


A través del enlace, si al lector le interesa puede leer el artículo original. Haré referencia a información que se desprende de su lectura para reflexionar sobre del tema de los avisos domiciliarios.


Mediante un estudio transversal realizado en un centro de atención primaria urbano acerca de los avisos domiciliarios solicitados en los tres primeros meses del año 2007, sus autores pretenden analizar las características de esta demanda y posteriormente plantean una serie de estrategias para la optimización de los recursos sanitarios al considerar que existe una sobreutilización del servicio.


Diferencian entre aviso domiciliario a demanda: no urgente o demorable (será atendido por su médico a lo largo de la jornada laboral) y urgente (lo realiza un equipo de Urgencias por no poder ser atendido por su médico y cubre las veinticuatro horas; incluídos los de fin de semana).
De los 1665 avisos, un 52% son atendidos por el médico y el resto por el servicio de Urgencias. El personal médico y de enfermería consideran que el 40% de los avisos urgentes no fueron justificables al tratarse de enfermedades banales en pacientes menores de 75 años o por alegar falta de transporte para acudir al centro (excluyen a pacientes inmovilizados-dependientes). Criterio subjetivo el utilizado de "aviso injustificado".


De los resultados obtenidos destacar que:


- la media de edad de los pacientes fue de 68 años, con un predominio mayor de las mujeres (64%),
- la franja horaria de mayor demanda es de 8h-13h aproximadamente; los hombres solicitaban mayor este servicio fuera de la jornada laboral.
- la patologia atendida en los avisos urgentes y no-urgentes fue diferente , según el registro de la historia clinica (en un 15% no había información): en los primeros patología del aparato respiratorio, traumatismos y síntomas como cefalea, edemas etc… y en los segundos predominaba el dolor abdominal, los problemas cardiovasculares, psiquiátricos, vértigo o urológicos.
- Mayor derivación al Hospital en los avisos domiciliarios urgentes atendidos por personal diferente a su médico.
Señalan que el número de avisos domiciliarios es mayor que en otros trabajos, bien debido a que se hizo en época de invierno donde puede existir mayor demanda; bien debido a la diferencia en la variabilidad de la práctica médica.


Concluyen que hay una sobreutilización de la demanda de avisos domiciliarios y que se debería realizar eduación sanitaria, proponen que la recepción telefónica del aviso dependa del médico así como que la atención domiciliaria la realice un equipo específico de Urgencias.
Me llama la atención la frase "La atención domiciliaria se ha ido integrando en la actividad cotidiana de los equipos de Atención Primaria de los centros de salud españoles" y la propuesta de que los avisos domiciliaros los realice un equipo específico de Urgencias.


¿No han sido las visitas a domicilio una característica del médico de cabecera/general o de familia?. No debemos olvidar que su importancia es creciente debido al envejecimiento al aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas y de incapacidad.
Los avisos domiciliarios son un tema sin resolver para el médico general. Cada vez más es más frecuente el rechazo hasta encuentro con el paciente, la expansión de ayuda de los equipos para los cuidados de enfermos crónicos,terminales y agudos.


Cada vez más nos cuesta salir de la "consulta" y realizar el trabajo en la comunidad que nos corresponde, dejándonos influenciar por nuestra formación hospitalaria y tenemos miedo al aislamiento profesional.


Quizás el médico asalariado es menos sensible a las necesidades de su población y esto lo demuestra el hecho de que en países, como Bélgica, donde hay libre acceso al médico generalista y al especialista son los primeros los que realizan los avisos a domicilio porque es un campo que compete a los primeros y en el que se sienten inseguros los segundos.


Desde la formación de pregrado y posteriormente en la hospitalaria, la visita a domicilio es un territorio lejano y también puede serlo en la práctica de atención primaria. Una parte de lo que hagamos en el encuentro con el paciente depende de lo que hayamos visto hacer.


El abordaje del tema de la demanda de los avisos domiciliario es un tema complejo sin olvidar las siguientes cuestiones:
- Si hay lista de espera para que un paciente pueda ser visitado por su médico…¿qué alternativa tiene si no la de recurrir a un servicio de Urgencias?.
- Otro tema es el de la obsesión por una estado de salud y bienestar ideal cargado de actividades preventivas y medicamentos.
- En el artículo no hace referencia a los avisos domiciliaros en la zonas rurales, ¿ quizás son diferentes?.

No hay comentarios: